¿Qué es el Met Gala y por qué todos hablan del evento?

La gala del Museo Metropolitano (MET) de Nueva York, casi sinónimo de osadía en la moda, se atrevió el lunes con la religión como tema central de su 70 aniversario, en el que decenas de celebridades hicieron un acto de fe y vistieron la alfombra roja de glamour eclesial.

“Cuerpos celestiales: moda e imaginación católica”, una nueva exposición del MET que repasa las costuras del catolicismo y cuenta con la bendición del Vaticano, fue el lema de la exclusiva fiesta anual que organizó el museo y la gurú de Vogue, Anna Wintour, y en la que nunca falta la extravagancia.

web-met-metropolitan-museum-of-art-in-new-york-city-shutterstock_447998827-kotsovolos-panagiotis-ai

¿Qué es el Met Gala?

La gala, que se celebra el primer lunes de mayo de cada año, está abierta solo a invitados que pagan 30.000 dólares cada uno -o 275.000 por una mesa entera- y su meta es recaudar fondos para el Costume Institute, el espacio del Met dedicado a la moda.

La papisa de la moda Anna Wintour, la jefa de redacción de Vogue, la ha transformado desde que asumió sus riendas en 1999, logrando recaudar desde entonces 150 millones de dólares. Solo el año pasado recaudó 12 millones de dólares, según la prensa local.

A partir del 10 de mayo, el MET abre al público la exhibición protagonista de la gala, en la que coexisten vestidos papales que nunca habían salido de la Santa Sede y diseños de modistos contemporáneos, desde Coco Chanel hasta Gianni Versace, en los que dejó huella la Iglesia.


LEE TAMBIÉN ► Las fashion bloggers te aconsejan: esto hace a un hombre más atractivo


Vayamos a la fiesta del lunes

Por las mismas escaleras que peregrinan a diario miles de amantes del arte, el lunes solo desfilaron invitados de lujo con sus interpretaciones estilísticas de lo sacro, comenzando por Wintour, devota de Chanel, que lució un crucifijo sobre un vestido blanco con aberturas en el pecho.

La temática religiosa no filtró la creatividad de estrellas como Rihanna, una de las anfitrionas de la noche, que arriesgó con un escueto vestido, una pesada capa y una mitra papal, todo ello adornado con opulentos cristales y perlas, obra de Maison Margiela Artisanal.

Estridentes fueron también Sarah Jessica Parker, enfundada en un Dolce & Gabbana de brocados dorados y con un belén a escala a modo de tocado; o una primeriza Ariana Grande, con sus distintivas orejas de gato en el pelo y un sofisticado vestido de Vera Wang que lucía como estampado el techo de la Capilla Sistina de Miguel Ángel.

Por decisión de Wintour, tal como admitió en una entrevista, no acudió la pareja presidencial, pese a que el mandatario de EE.UU., Donald Trump, propuso en 2004 matrimonio a Melania en la gala y ambos solían ser invitados habituales.

No todo fue felicidad

No todos están conformes con la nueva exposición del Costume Institute del Met, “Cuerpos celestiales: La moda y el imaginario católico” que se abre al público este jueves. Un pequeño grupo de católicos conservadores protestaron este lunes cerca de la entrada al museo, cantando el Ave María.

Pero en la alfombra roja, todos derrochaban sonrisas y se mostraban en sus mejores galas, como para ir a una extravagante misa dominical. El rapero 2 Chainz aprovechó la ocasión para arrodillarse en las escaleras del Met y pedir matrimonio a su pareja Kesha Ward.

NEW YORK, NY - MAY 07: 2 Chainz attends the Heavenly Bodies: Fashion & The Catholic Imagination Costume Institute Gala at The Metropolitan Museum of Art on May 7, 2018 in New York City. Neilson Barnard/Getty Images/AFP

Momento exacto de la pedida de matrimonio (Foto: AFP).

Nota con información de EFE y AFP

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *